Kimba te ayuda

bigstock_Three_Little_Girls_2725276

 

 

Esta sección de Educa Kimba queremos que sirva de ayuda para cualquier tema que te pueda preocupar. Puedes escribirnos tu consulta y nuestro personal cualificado y experto en educación te dará las claves para tratar de solucionar cualquier duda o problema.

  1. admin
    Julio 2nd, 2014 at 13:27 | #1

    Hola,
    Tu pequeño esta viviendo un periodo de auto afirmación, esto suele ser al inicio de los dos años y puede finalizar a los tres. Para los padres suele ser duro y difícil de comprender, ya que nuestro “dulce peque” empieza a desobedecer, a gritar, a llorar, a utilizar el “NO”, para todo e incluso a pegar.
    Es un tema que hay que trabajar en pareja, poneros primero de acuerdo, antes de actuar. No discutáis por como lo estáis haciendo delante del niño. Ellos aprenden de nuestras reacciones.
    Explicarle que no es correcto pegar, enfadaros cuando lo haga y con cara seria, le cogéis del brazo, le miráis a a los ojos y le podéis decir, por ejemplo, “A mi no me gusta que me peguen”, “No se pega, eso está mal hecho”. Se quejará, llorará, gritará, es decir, intentará medir su fuerza. Le podéis retirar a su cuarto, por ejemplo, y lo “castigáis” un minuto. Tanto vuestro enfado como el castigo, deben ser inmediatos y cortos.
    “Te quedas aquí castigado porque lo que has hecho no está bien”. “No se pega y explícale que con las manos, se dan caricias”. Te vas y lo dejas un minuto.
    Lo normal es que se quede llorando con rabieta. Sed firmes y cuando vayáis de nuevo junto a él, es muy importante hablarle en tono cariñoso. Estará mas sereno, así que es el momento de preguntarle si sabe por que le habéis castigado, le recordáis que no os gusta que pegue, que hace daño y podéis finalizar la conversación, con un abrazo o un beso.
    A partir de la reconciliación, ya no hay enfado, ni castigo, ni amenazas y no se vuelve a hablar más del tema.
    Tres recordatorios importantes;
    Nunca le digáis que es un niño malo, primero porque no es cierto y en realidad, es la acción la que ha sido incorrecta.
    Por supuesto, jamás le peguéis, para enseñarle que no se pega. Es totalmente contradictorio y muy negativo para el niño.
    Y por último, recordad la importancia de poner límites, los niños los necesitan. Si entre los padres, por ejemplo, habéis decidido que no se ve tele a la hora de comer, se tendrá que cumplir. Papá y mamá están de acuerdo y en casa se hace lo que vosotros marcáis y no, lo que diga el pequeño.
    Paciencia y mucha constancia, y ya veréis como en unos meses la situación cambia.
    Gracias por escribirnos

  2. valle
    Julio 1st, 2014 at 20:23 | #2

    Hola, tengo un problema y no sé cómo reaccionar. Mi hijo de dos años, se comporta bien en la guarde, pero le ha dado por pegarnos a nosotros en casa. No sé cómo reaccionar, ¿que debemos hacer?, gracias.

  3. admin
    Mayo 9th, 2014 at 14:10 | #3

    El que muerda puede tener varias causas que debéis identificar, para luego poder trabajar el problema.Lo primero, piensa en vuestra situación familiar, si ha habido algún cambio significativo que le haya podido afectar.

    Si el niño no habla, puede estar utilizando el mordisco, como medio para resolver sus conflictos.
    Puede que le estén acabando de salir los dientes, este es un motivo poderoso para morder con desesperación todo lo que tiene cerca.

    A esta edad el niño es incapaz de ponerse en la piel del otro niño. “Si yo quiero ese juguete, lo quiero ahora y no me importa que estés jugando tu; no lo comprende”.

    Eso sí, cuando muerda, intervenir rápidamente, pero con calma, sin gritos y sin explicaciones muy largas.
    Habladle en un tono de voz y expresión facial que le de a entender que no se debe morder.
    Si el comportamiento se repite muy seguido, mejor le apartamos de la situación y le retiramos un ratito, para que se relaje y cuando vuelva con nosotros, pueda seguir la actividad con normalidad.

    No olvidéis reforzar el comportamiento deseado ya que en situaciones como esta, tendemos a dejarlo de lado y esto es realmente importante.
    Habladle de los sentimientos de otras personas, ayudaros de cuentos y expresad comprensión por los sentimientos de los otros niños.

    Y por supuesto, no etiquetéis al niño como “el pegón”. El niño no es malo, sino su acción y así debemos hacérselo ver.

    Verás como mejora la situación.

  4. ane
    Mayo 7th, 2014 at 14:03 | #4

    Hola,

    Mi hijo de casi 2 años ha empezado a morder, cosa que no hacia. En la guardería me dicen que muerde a sus compañeros y yo le he visto en el parque. Lo estoy pasando mal, ¿qué se hace en estos casos?

Comment pages
1 2 3 4 17
  1. No trackbacks yet.